Resumen del encuentro contra la represión en #GamonalSigue , con el SAT, Eleak y LegalSol.

Desde la Asamblea de Gamonal presentamos un resumen del encuentro contra la represión celebrado en el marco II Aniversario de la lucha contra el bulevar. Se celebró en el Centro Social Recuperado de Gamonal, y allí tuvimos la oportunidad de contar con el testimonio y la experiencia del Sindicato Andaluz de Trabajadores y Trabajadoras, el movimiento de defensa de los derechos civiles y políticos “Eleak”, la comisión Legal Sol y el grupo de apoyo a las personas encausadas de Gamonal. En este post narramos las intervenciones de las tres primeras organizaciones enriquecidas con el posterior debate.

 

Sindicato Andaluz de Trabajadores y Trabajadoras

 

Este sindicato actúa no sólo en el frente estrictamente laboral, sino también en otros ámbitos sociales relacionados con la lucha contra la pobreza y la desigualdad.

Además de participar activamente en huelgas, el sindicato apoya otras acciones junto con otros colectivos (como los que luchan contra los desahucios) y organiza actos de desobediencia y denuncia pública de las injusticias. Muestra de ello son las ocupaciones de tierras para cultivarlas, pero también las de las instalaciones de Canal Sur, las estaciones del AVE o instituciones del estado para visibilizar campañas y reivindicaciones que los gobiernos central o autonómico no quieren atender. Igualmente se han realizado algunas expropiaciones, como las que se produjeron en Mercadona y Carrefour para repartir alimentos y material escolar entre familias necesitadas. Con estas acciones no se solucionan los problemas sociales, pero sí se hacen visibles y se llama a la lucha social.

Mercadona

Lógicamente, esta trayectoria del sindicato le pone bajo el punto de mira del estado. Actualmente hay más de 500 personas procesadas por su militancia en el SAT, a los que la fiscalía exige más de 1 millón de € en multas, y más de 138 años de prisión en su conjunto, siendo uno de los sindicatos más represaliados de toda Europa. En concreto, se teme el inminente ingreso en prisión de los militantes Fran Molero y Andrés Bódalo, por su participación en diferentes movilizaciones.

El SAT ha intentado hacer frente a la represión mediante diversas estrategias.Las personas que forman su dirección nacional, que acumulan cuantiosas multas y condenas, han decidido declararse insumisas a los procesos judiciales y ser insolventes. Consideran que los juicios son una farsa y no acuden voluntariamente, por lo que la guardia civil se ve obligada a ir a buscarles a los actos, a sus domicilios, provocando revuelo mediático y social. Además, los miembros de la dirección no poseen ningún bien a su nombre, por lo que en general no abonan las cuantiosas sanciones que les imponen. El estado ha reaccionado intentando enviar a prisión a los y las militantes, al entender que muchas de las sanciones no iban a ser cobradas. Esto, junto con el miedo a sindicarse por el caciquismo en el campo andaluz, y las altas tasas de paro (40% , y 60% juvenil) hacen que haya miedo en sectores sociales que podrían aproximarse al sindicato.

Otro planteamiento claro es no dejar de movilizarse. Abandonar las luchas en la calle supondría negar la identidad del sindicato y el abandono de las personas ya represaliadas. Al contrario, se trata de visibilizar esa represión. No hay que permitir que sean las instituciones las que nos digan qué acciones son legítimas y cuáles no; nuestro camino debe guiarlo la ética de los movimientos populares, y no las leyes que nos impongan.

También se está trabajando en presionar para conseguir una amnistía social y sindical de manera coordinada conjuntamente con múltiples organizaciones de todo el estado. Es necesario también el apoyo mutuo contra la represión, hacer cajas de resistencia, y denunciar la represión colectivamente, como se hace en este acto.

 

Eleak Mugimendua

 

Se trata de un movimiento por la defensa de los derechos civiles y políticos en Euskadi, cuya traducción significa “Las palabras”.

Su origen se sitúa en el año 2011, pero las causas que llevan a su fundación son anteriores. En los años 90 el estado español da un salto cualitativo muy importante en la represión en el País Vasco, llevando a la práctica el axioma “todo es ETA” popularizado por el juez Garzón y la Audiencia Nacional.

Con el proceso judicial 18/98 y otros posteriores, se llega a una situación en la que se procesa a más de 400 personas vinculadas al activismo social, político y sindical, además de la ilegalización de numerosas organizaciones políticas y juveniles, el acoso a sindicatos, el cierre de periódicos y radios, y la elaboración de “listas negras” de personas que “contaminarían” las organizaciones y colectivos en los que pudieran participar. A modo ilustrativo, añaden que si en el País Vasco hubiera sucedido “un Gamonal” existirían ahora mismo decenas o incluso centenares de personas encarceladas, ya que la práctica común es aplicar la ley antiterrorista a cualquier disturbio o alteración del orden público.

Ante esta situación, y la criminalización de las respuestas tradicionales a la represión, se buscan nuevas estrategias y formas de organizarse que puedan romper el aislamiento social de las personas represaliadas, y por supuesto visibilizar el máximo apoyo social posible a las personas imputadas y/o condenadas. Recalcan también que ahora las formas de represión ya no se basan en sanciones económicas, sino en peticiones de 6, 8 o más años de cárcel para el activismo en virtud de la Ley Antiterrorista.

Una de sus primeras acciones fue la de apoyar a Ekaitz Samaniego, joven acusado de pertenecer a la organización juvenil Segi (ilegalizada). Ekaitz decide esconderse en lugar de ingresar en prisión, y medio centenar de personas inician un encierro en una iglesia para visibilizar su apoyo. Meses más tarde, se convoca una multitudinaria manifestación de apoyo, en la que el joven anuncia su participación. Finalmente, la ertzaintza lo detiene al término de la misma, con un grandísimo despliegue policial y en medio de miles de personas. El caso tuvo muchísima repercusión mediática y social.

Otras personas condenadas también optan por esconderse y encuentran apoyo y solidaridad. En otros casos se crean “Espacios Liberados” (Aske Gunea) donde se apoya a las personas procesadas. Se organizan asambleas locales, horizontales, que parten de amigos y familiares y llegan a agrupar a centenares o miles de personas. En varios casos han llegado a dormir en la calle más de 1.000 personas para arropar a quien iba a ser detenido o encarcelado. También se crean muros populares (herri harresia) de resistencia pacífica, donde una multitud les protege y la policía se ve obligada a desalojar una a una a todas las personas. Quienes acuden se exponen a agresiones policiales o ser procesadas, pero aún así se generan muchos apoyos, ánimos y solidaridad. Comienza también la práctica habitual de no asistir a los juicios, por considerarlos farsas, y empezar la desobediencia desde el inicio del proceso represivo. Se hace hincapié en que con estas prácticas es el movimiento popular el que elige los lugares y circunstancias donde se van a producir las detenciones y movilizaciones, y se puede contar con el testimonio de miles de personas, además de múltiples grabaciones de todo lo que suceda.

Dejamos aquí vídeos de dos de estos muros populares: el del 19 de abril de 2013 en San Sebastián y el del 18 de Mayo en Vitoria-Gasteiz.

Muropopular

gasteiz

Comentan que han ido aprendiendo de sus propias experiencias, de sus aciertos y sus errores, y que el tejido social local, de cada caso, decide cómo se organizan y qué estrategias llevan a cabo. Se han creado muchas asambleas en barrios, pueblos y ciudades, y se ha favorecido la participación de muchísimas personas que con otros planteamientos seguramente no se hubieran acercado. Eso sí, no se han conseguido parar los juicios ni las condenas; sin embargo, se ha conseguido visibilizar la violencia institucional y policial, y la solidaridad entre el activismo social y el político. Para concluir, recuerdan que aún quedan muchos juicios políticos y numerosas personas siguen necesitando apoyo.

 

Comisión LegalSol

 

Este colectivo, surgido al calor del 15M en Madrid, apoya los derechos de los y las activistas asesorándoles legalmente frente a la represión.

Relatan cómo en los años anteriores, tras una falsa paz social, el conjunto de la sociedad se acomodó. Al cambiar leyes como el estatuto de los trabajadores con las reformas laborales o la propia constitución para priorizar el pago de deuda se genera otro escenario, junto al conocimiento público de la corrupción, la desigualdad, las injusticias… En ese momento comienzan a surgir diferentes movimientos de protesta en todo el estado.

Para acallar esta protesta se reprime y se focaliza contra diferentes actores: personas en paro, gentes desahuciadas y manifestantes en general. En un primer momento en este nuevo escenario se establecen dos formas de represión: las cargas policiales y las detenciones. Éstas últimas comportan un procedimiento judicial, y además son utilizadas mediáticamente para justificar que las cargas eran idóneas y necesarias. A su vez, generan mucho miedo tanto en las personas detenidas como en el resto de los manifestantes, especialmente tras escuchar los relatos de malos tratos, abusos policiales, etc. Muchas de las detenciones han sido utilizadas como castigo frente a personas o colectivos que se han significado mucho. La mayoría de estos procesos han quedado archivados en la vía judicial. Ni había delitos, ni mucho menos pruebas. Además, las detenciones masivas generan muchos problemas a la policía. No son capaces de organizarlas y las comisarías no están preparadas.

Más tarde los gobernantes se dan cuenta de que las cargas policiales y detenciones masivas son rechazadas por la población y se vuelven en su contra. Centenares de vídeos como éste ilustran la violencia de la UIP. Aunque las imágenes sean en blanco y negro, no es la España de Franco.

Represión

Comienza entonces la “represión de baja intensidad”, que es más silenciosa y menos escandalosa socialmente. No hay imágenes de porrazos, sangre ni heridos que den la vuelta al mundo. Se empieza a utilizar masivamente la represión administrativa, vía sanciones, que llegan a su máximo exponente con las leyes mordaza. Este sistema es perverso, puesto que quien ordena la represión es quien va a decidir sobre esas sanciones y sus alegaciones. Se intenta evitar la tutela judicial, donde una persona acusada tiene más garantías, a pesar de que evidentemente muchos procesos no son imparciales y los agentes policiales tienen presunción de veracidad, además de una protección explícita e implícita que hace difícil que sean condenados en caso de abusos.

09-12-2013_ley_mordaza

A modo de consejos, insisten en que es necesario afrontar el miedo y prepararse psicológicamente. Una detención es dura, pero no tiene por qué alterar la vida cotidiana de una persona, ni genera antecedentes salvo que exista condena. También hay que luchar contra la división en “manifestantes buenos” y “manifestantes malos”. Los primeros respetan todas las leyes, no generan problemas y sus protestas pueden ser toleradas. Los segundos, que realizan acciones visibles y desobedientes, son presentados como los enemigos de esa “mayoría silenciosa” de la que se jactan nuestros gobernantes, e intentan vender que reprimirlos y aislarlos es proteger a la sociedad.

Igualmente recomiendan no ir solas a las movilizaciones, puesto que sin testigos es muy difícil defenderse tanto en la vía administrativa como en la judicial. Además es importante contar con grabaciones de todo lo sucedido, que pueden ser utilizadas en ambas vías, aunque las instituciones intentan rechazarlas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s