De la hartura y la paciencia

SuperficieDeportivaMilitar

Superficie de la Deportiva Militar. Foto: Burgosdijital, que ha tratado el tema en profundidad.

Hace casi sesenta años, un 8 de julio de 1945, con los cadáveres calientes de demócratas españoles, fusilados y desperdigados por las cunetas y los montes de la Pedraja, Estépar y Badajoz, entre otros parajes de la España de Franco, el general Yagüe, uno de los más sanguinarios y crueles soldados del dictador, inauguraba en Burgos la Ciudad Deportiva Militar.

A raíz de esto, la ciudad quedó invadida por el nombre del general en los lugares más diversos y preferentes, hasta hace unos años en que la vergüenza exhumada por la historia, fue desterrando a tan abyecto y vil personaje. En un espacio privilegiado, entre Gamonal y Capiscol, con su busto presidiendo la entrada, creó unas instalaciones elitistas para militares como premio a las hazañas del glorioso Ejército español. De esta forma, este recinto se convirtió en lugar exclusivo para familias de mandos militares en donde dar rienda suelta a toda suerte de prebendas: piscinas, bailes, equitación, tenis, restaurantes y atletismo, entre otras historias, eran y son puestos al alcance de todos aquellos que pasen un filtro discriminatorio o posean un uniforme del ejército o herencia de estrellas y galones. Ni que decir tiene, que los vecinos de Gamonal o Capiscol, por poner el ejemplo de los más próximos, aledaños, vecinos de esos espacios, propietarios en su día de los terrenos que expropió el Ejército, como la Academia de Ingenieros, enfrente del parque del Dos de Mayo con su ventorro y merenderos, no pueden entrar a estas instalaciones.

Cuántos desprecios y diferencias ejercidos por los guaperas de las Milicias Aéreas Universitarias, que cada estío acampaban en el aeródromo militar de Villafría-Gamonal, y cuyas ropas las mujeres de Gamonal les lavaban y planchaban. Abducidas e idiotizadas, las chicas de Burgos se hacinaban en torno al Casino y a los cafés del Espolón para cazar a algún portento de aquellos figurines; desdenes infligidos de por tantas familias de militares con soldaditos de chófer para los hijos, para llevarlos al cole, a la piscina o a las señoras de compras, o para hacerles las labores de casa, las chapuzas, obras y lo que saliera. Burgos estaba saturado de uniformes, de estancos para las viudas de militares. Norte, sur, este y oeste cuajados de cuarteles y de sables, no en vano el dictador tomó en la ciudad posesión de la más terrible dictadura que Europa ha padecido.

Por esto la ciudad ha penado y sigue padeciendo tan canallesca herencia. Pero no se preocupen, el Gobierno, el Ayuntamiento de Burgos, el Ejército, las FAS, no van a ceder la Deportiva a los vecinos de Gamonal para guarderías u otras perentorias necesidades, no. Más bien, se van a aplicar en ponerles cañones en las rotondas de sus calles u otra clase de quincalla bélica, de exhibir su grandeza a costa del herario público. Acaso levantarles las avenidas para especular el subsuelo ya que la superficie la axfisiaron los diversos edilatos con las más vil de las especulaciones, haciendo de Burgos el paradigma de la corrupción desde el delincuente Méndez Pozo y su alcahuete el alcalde Peña San Martín y sus secuaces, hasta Agamenón y su porquero.

La Ciudad Deportiva Militar debe de ser un espacio para uso y disfrute de gamonaleros, de vecinos de Capiscol y de todo aquel que lo necesite, pues ya está bien la pesadilla de estas prebendas ideadas por un militar de lo más infame, para satisfacer su ego y que ahora el Ayuntamiento se proponía homenajear, a costa de los contribuyentes.

La ciudadanía valerosa de Gamonal ha demostrado una infinita paciencia desde antes y después de la anexión del pueblo a Burgos. Hora es ya de resarcir, de pagar los desmanes que se han hecho al vecindario, de poner en evidencia el expolio ejecutado desde la administración municipal y compensar a sus habitantes. Ya sabemos que no van a devolver lo que se han llevado impunemente, pero hay medios de que alguna persona decente, si queda en el PP, diluya el mapa de la ira que ha dibujado ese partido en Gamonal: la ciudad que tan bien resiste.

¡Impensable lo que se podía hacer en las edificaciones residenciales de la Deportiva!

Disolución de límites, fuera barreras en la Ciudad Deportiva de Gamonal, instalaciones para todos. Los uniformes a los tanques o donde correspondan. No más espacios públicos fragmentados y elitistas, no más últimos planos para funciones culturales. Los discursos estéticos están agotados. Gamonal ha aprendido que si la lucha se escinde, la sociedad sucumbe, que la ensoñación es frágil si no hay unidad. Por esto han aprendido otros barrios, otros pueblos e imitan la actitud de Gamonal. Refractar el sufrimiento es la fuerza que cabe en los pueblos en tanto que sus dirigentes estén infectados de soberbia y codicia, de despotismo. Tal es el caso de la ciudad de Burgos donde su Consistorio, lejos de dimitir, se aferra a las sendas pérdidas, sin aprender que gobernar es facilitar las necesidades básicas a los necesitados, no seguir nutriendo de oro la codicia de los de siempre, casualmente sus mentores. Gamonal no puede estar en manos de estafermos dirigidos desde Génova; desde constructores sin escrúpulos, por concejales que hieden a hisopo y galón, como si el grado de banalidad y egolatría no hubiera tenido suficiente con gentes como Yagüe, el cardenal Segura o Méndez Pozo. Mejor le fuera a Gamonal escindido de tanto indeseable, pues un pueblo que ha dado una lección de civismo y serenidad, de diálogo y eficacia en contener la irá provocada, no puede estar fundido a una estirpe de mediocres indeseables.

Texto escrito por Juan Vallejo para el Correo de Burgos que, finalmente, no fue publicado.

La opinión del pintor, compartida con algunas de las personas que participaron en la charla de movilidad del pasado 18 de marzo, es que ya es hora de reivindicar esos espacios. 

Anuncios

  1. gamonalero

    A mi este articulo me suena a envidia… pena me daría como acabaría la deportiva si pudiese entrar cualquiera… pena de instalaciones que sus usuarios han pagado con sus cuotas año tras año para que acaben destrozadas como cualquier espacio público

  2. Juani

    Me parece totalmente de justicia que la deportiva se restituya al barrio para su uso público y que se abran accesos que permitan el paso. El artículo, bastante ajustado a la realidad. Sólo, efectivamente, eso de las mujeres idiotizadas. Supongo que las habría, igual que habría hombres que también babeaban mirando a las niñas bien. O que imitaban a los señoritos. ¿o sólo las mujeres se han dejado idiotizar por el brillo y el lujo? ¿Ningún hombre, incluidos los mismos obreros orgullosos y comprometidos de ciertas ocasiones, se ha dejado el sueldo necesario para otras cosas en comprarse un coche con el que creerse ser aquel a quien desprecia (o quizá envidia en muchos casos)?

  3. Roque

    Me parece un artículo de lo más rancio y amarillista. Lo que dice no es cierto, y por mucho sensacionalismo o fervor comunal que se le quiera dar, no gana en veracidad.
    Y lo de las mujeres de gamonal es para mear y no echar gota.
    Yo soy de gamonal y probablemente bastante más mayor que tu, y ni lo que dices es cierto (a no ser que efectivamente en tu familia fuera así, lo cual lo dudo) ni por mucho que lo digas sera más cierto.
    El problema es tuyo, no del espacio que ocupan dichas instalaciones.

  4. José Antonio Sierra

    Gran artículo, con un certero análisis de una época histórica felizmente pasada, aunque no tan felizmente pasada para la casta que se benefició de unos ilegítimos privilegios. Este conocimiento de nuestra historia contemporánea que demuestras es propio, o de alguien que la vivió manteniendo la consciencia, o de alguien muy bien documentado. Claro que por estos lares abundan los que te aconsejen que “es mejor olvidar”, o que “la mierda cuanto más se revuelve más apesta”, todo ello con y sin una velada y sutil amenaza. También abundan quienes pretendan callarte la boca con exabruptos como “pués si no estás a gusto no sé qué co.o haces aquí”, o el socorrido “tú no tienes ni p… idea”, desgranándote a continuación alguna de las múltiples leyendas urbanas, tan artificial e interesadamente fomentadas por unos pocos como fervorosamente seguidas por bastantes más, que no sólo evidencian una profunda ignorancia histórica de quien las sostiene sino que además demuestran que jamás va a obrar aquí una auténtica catarsis purificadora que ponga las bases de una nueva Sociedad moderna y desarrollada.
    Es fundamental conocer nuestra Historia, sólo este conocimiento nos puede hacer no repetir los errores de pasado, sólo este conocimiento nos permite descubrir de dónde venimos, quiénes somos y a dónde vamos, sólo este conocimiento nos permitirá algún día alcanzar un desarrollo social que nos granjee el respeto de los paises con los que nos queremos comparar y de los que, por desgracia, estamos todavía a años luz en cuestiones sociales esenciales.
    Todo mi apoyo para que sigas redactando estos escritos, es imperioso que no se borre la memoria y cuando experimentes la incomprensión de algunos recuerda que ellos también fueron víctimas de la Historia, aunque tristemente lo ignoren, y gran parte del presente tiene cumplida justificación leyendo el pasado, un pasado que explica sobradamente la idiosincrasia y hasta el carácter de un Pueblo.

  5. Alberto

    Cuanta pena me da ver ese terrible odio q sale por cuanta palabra escribes…
    Quiza si no fuera asi podriase considerar el fondo de aquello por lo que escribes

    • Anónimo

      Miserable y envidioso articulo. De todas formas si los “amasacrados” por Franco segían calientes seis años despues del final de la guerra Civil, es que, como pasa en muchas ocasiones con los “muertos” del terrible dictador, que no estaban muertos, que no, que estaban tomando cañas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s