El entierro de Méndez Pozo y Javier Lacalle

Entierro_mendez_pozo

Más fotos en DISOPRESS

El 25 de enero se celebró el Entierro Simbólico de Méndez Pozo y Javier Lacalle, organizado por la Comisión de Cultura de la Asamblea de Gamonal, con la participación de unas 600 personas.

El evento comenzaba a las 12.00 de la mañana en la Real y Antigua de Gamonal, donde el padre redentor de los pecados capitales de la ciudad, leyó unas palabras paganas, por el descanso eterno de los infieles a las arcas públicas: Don Antonio Miguel Méndez Pozo y D. Javier Lacalle.

Los vecinos y vecinas de Gamonal tomaron a sus hombros los ataúdes de la soberbia, la codicia y la ambición y siguieron en procesión al padre y al monaguillo, en contrato de prácticas no remuneradas, hasta el cruce de la calle Vitoria con la calle Santiago. Allí se leyeron unas palabras por el descanso eterno de los corruptos y se fijó la lápida a la pared para el recuerdo del barrio de Gamonal. Después, los féretros de los pecados capitales que están ahogando las economías familiares, fueron depositados en el agujero de la calle Vitoria.

IMG_0346

En el recorrido, los vecinos y vecinas de Gamonal cantaron oraciones por su descanso eterno y un grupo de mujeres, visiblemente apenadas por la pérdida, sufrieron varios desmayos.

La jornada lúdica finalizaba con una asamblea en la Plaza San Bruno, otro ejemplo de desidia y corrupción urbanística, en la que se procedió a leer la historia del lugar y el caso del derribo de las viviendas de Manuel de la Cuesta, ambos estrechamente relacionados. Desde la asamblea se fomentó un debate a cerca de crear nuevos usos para la plaza ante los desmanes del Ayuntamiento, pero no se llegó a ninguna conclusión firme. Al terminar la asamblea, hubo una comida popular en solidaridad con las personas encausadas.

Aquí puedes ver el streaming del entierro.

Historia de la Plaza San Bruno

La plaza San Bruno también recoge muestras de desidia municipal y manejos especulativos por parte de constructores, Ayuntamiento y Caja de Burgos.

Corría el año 1978 cuando el Ayuntamiento concedió licencia de obras a la constructora González Alonso para la construcción de los portales 11, 11 bis y 12, que se edificaron encerrando literalmente a los portales 26 y 27 de la calle Santiago, pese a que ya había una sentencia judicial en contra. 27 años más tarde, en el año 2005, a los vecinos y vecinas de la Calle Santiago se les reconoce derecho a una indemnización. Fueron 260.000 euros, que fueron abonados a partes iguales por constructor y Ayuntamiento. Como podemos ver, ésta es otra ocasión en la que los caprichos de una empresa y el Ayuntamiento se tienen que pagar con el dinero de todos. Pero ahí no acaba la avaricia de la constructora González Alonso. En la actualidad las personas que habitan el portal 11 se han visto obligadas a denunciar a la empresa, ya que ésta se arroga la propiedad del espacio que necesitan para bajar el ascensor a cota cero y exige una compensación económica.

Por otro lado, en la Plaza San Bruno, como es sabido, existió un mercado donde multitud de pequeños comerciantes tenían su puesto. Al permitir el Ayuntamiento la instalación de tres grandes superficies comerciales y numerosos supermercados en el barrio, la mayoría tuvo que cerrar. Arranz Acinas, propietaria del edificio, presionó a los pequeños negocios que aún resistían para que abandonaran su establecimiento. No sabemos si les compensó de alguna manera, pero finalmente el mercado quedó vacío. Posteriormente, a modo de globo sonda, pudimos leer en Diario de Burgos que esta constructora estaba estudiando la construcción de más viviendas en el solar. Parece que finalmente desistieron de esta iniciativa, ya que acabaron vendiendo el terreno a Caja de Burgos.

Esta entidad financiera intentó vender el mercado por tres millones de euros, pero no encontró comprador. Para que todo no quedara en un fiasco, la Caja comenzó entonces a negociar con el Ayuntamiento una “permuta” muy especial, que consistió en la cesión del solar al consistorio a cambio de una modificación de la licencia de obras en la Calle Manuel de la Cuesta. En esta calle, Caja de Burgos había derribado una barriada entera tras una intensa y larga campaña de acoso inmobiliario a las personas que vivían en régimen de alquiler con renta antigua. Muchas de estas personas superaban los setenta años y llevaban viviendo en sus casas más de cuarenta. Fueron muchos meses de tensión. Caja Burgos provocó intencionalmente daños en el edificio, y desalojó a personas sin vivienda que habían intentado ocupar los pisos vacíos. Finalmente, el solar quedó libre para la especulación.

Volviendo a la Plaza San Bruno, el Ayuntamiento comenzó a hablar de la construcción de un parking subterráneo y jardín en la superficie. No menciona costos, pero dos proyectos de fin de carrera de la UBU calculan que cada plaza de garaje tendría que venderse al menos a 13.500 euros para financiar además la urbanización de la superficie, suponiendo en total un coste de unos tres millones de euros. Curiosamente, el Ayuntamiento barajó adelantar el dinero a los constructores para que empezaran las obras del parking ante la falta de crédito, mostrándose dispuesto de nuevo a endeudarse para que las empresas constructoras hicieran un nuevo negocio.

Finalmente el Ayuntamiento y las constructoras que tenían interés en la obra detectaron que no existía una demanda suficiente que permitiera cubrir los costes, por lo que optaron por derribar el mercado. Este derribo exprés se llevó a cabo con premura, enterrando bajo la superficie los escombros y sin adecentar mínimamente el solar. Tan sólo se cubrió de zahorra, con el presumible fin de poder levantarlo más adelante, sin instalar alcantarillado, jardines ni nada que pueda acondicionar el lugar. Además, debido a las obras del bulevar y la cada vez más evidente carencia de estacionamiento gratuito, la plaza es frecuentemente invadida por vehículos en busca de aparcamiento. De nuevo vemos cómo las políticas municipales siguen creando problemas a los vecinos y vecinas del barrio, y lejos de ofrecer soluciones degradan las condiciones de nuestro entorno.

Anuncios

  1. Pingback: El acoso inmobiliario en Manuel de la Cuesta #SaqueoCajaBurgos2 | Asamblea de Gamonal 2014
  2. Pingback: Hay lucha después del Bulevar | Asamblea de Gamonal 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s